Mensaje de Nuestro Pastor

Nelson Martínez

BUEN ÁNIMO = NUEVOS RETOS 2da PARTE

 
Hablemos de todo lo que va relacionado directa mente a Dios y que debemos anhelarlo y procurarlo:
1. Su presencia. Se logra a través de la oración, la adoración y la búsqueda de Dios en ayuno, la lectura de la Palabra y la costumbre de congregarse con los demás hermanos en la fe.
 
 
Una de las más grandes experiencias para el cris- tiano después de la partida de Cristo, ha sido constatar que Dios está con nosotros sin necesidad de verlo. Esto se convierte en una evidencia de que somos creyentes, es decir, que no necesitamos ver para creer. De esto se encarga el Espíritu Santo. En la medida que los cristianos podemos sentir al Señor cerca de nosotros, crece nuestra convicción acerca de la realidad de Dios. Esto hace que el cristiano se fortalezca en su fe para enfrentarse a todo tipo de dardo del enemigo con relación a la existencia de Dios. La persona que disfruta la dulce presencia de Dios, nada ni nadie puede borrar de su alma esta grata experiencia. Pero además de veri car la existencia de Dios, su presen cia trae otro tipo de resultados positivos en el cristiano, tales como el fortalecimiento espiritual, convicción de victoria, consuelo en los momentos de angustias, revela- ción de la voluntad de Dios en todo lo que está delante de Él.
 
Hay una manifestación en especial que deseo re- calcar y es que sólo en la presencia de Dios encontramos la plenitud de gozo. El salmista lo expresa de esta mane- ra: “... En tu presencia hay plenitud de gozo, delicias a tu diestra para siempre” (Salmo 16:11). Todo creyente que ama estar en la presencia de Dios y encuentra deleite cuando está cerca de Él, persistirá en buscarla (más ade- lante explico los métodos que Dios dejó para buscar su presencia). En medio de tanto dolor y con icto, en los cuales las personas en el mundo mani estan tristeza, lo único que produce gozo en su plenitud, es la presencia de Dios.
 
Todas las cosas son importantes para el hombre en esta tierra, pero no más que la presencia de Dios, por lo tanto, ésta debe ser buscada antes que cualquier otra cosa. La vida de ansiedad, afán, congoja y muchas otras situaciones que se mani estan en los cristianos, son pro- ducto de la falta de la presencia de Dios en su vida. Unas preguntas dirigidas a usted: ¿Desde cuando no siente la dulce presencia de Dios? ¿Ha sentido usted hoy la pre- sencia divina? Si la respuesta es a rmativa, estoy seguro que para poder sentirla debió dedicar tiempo para bus- carla. Lo mismo le diría si la respuesta fuera lo contrario, porque si buscar la presencia de Dios no es prioridad en usted, entonces difícilmente obtendrá está maravillosa manifestación.
Quiera Dios éste sea uno de los aspectos priori- tarios en la vida de nosotros, porque la palabra de Dios
 
Buen ánimo = nuevos retos 1
dice: “Yo amo a los que me aman, y me hallan los que temprano me buscan” (Proverbios 8:17).
Recuerda: el gozo se transmite, es contagioso, muchos pueden ser bendecidos a través de tu vida. Esto lo alcanzarás solo en su presencia.